Mi propósito para la creación de este Blog es llegar con mi afición a otros aficionados avicultores y aportar mis experiencias personales en este apasionante mundo en el que llevo muchos años.

jueves, 26 de agosto de 2010

DESINFECCION


Nuestros aviarios, sobre todo para muchos criadores que alcanzan decenas de parejas de aves, son ya unas instalaciones de producción intensiva y esta situación tiene aspectos muy desagradables que nos obligan a un correcto y eficaz control de las patologías aviares. Y estas patologías en los grandes criaderos se ven favorecidas por el elevado número de individuos, el estrés y la acumulación de suciedad. También nuestros pájaros están muy seleccionados, con excesiva consanguinidad y por tanto sus respuestas inmunitarias no son de calidad.
Muchos criadores ante estos problemas hacen un uso exagerado e inútil de antibióticos y otras drogas en tratamientos preventivos. Y este aspecto del manejo de nuestro ganado aviar se debe ir olvidando, de esta forma solo una correcta limpieza y desinfección pueden garantizar un control de las patologías aviares.
La bioseguridad es un conjunto de medidas encaminadas a reducir el riesgo de introducción y diseminación de agentes patógenos y sus vectores en nuestras explotaciones. Minimizando los riesgos sanitarios, mejorando la productividad y consiguiendo pájaros sanos para los concursos.
La desinfección es una forma eficaz de reducir la carga microbiana de nuestros aviarios y crear una barrera frente a los patógenos.
Desinfección es la técnica que reduce el número de microorganismos patógenos a niveles en los cuales no hay riesgo de que se produzca una enfermedad, mediante la aplicación de productos químicos (desinfectantes) o por determinados agentes físicos (vapor, radiaciones, calor seco, etc).
Por otro lado un desinfectante químico es un producto que es capaz de destruir microorganismos, y que se utiliza para sanear superficies de seres vivos u objetos inanimados. Pero la desinfección no es una esterilización.
Una correcta desinfección exige una LIMPIEZA previa, desinfectar sin limpiar conlleva que no se elimine el foco de la contaminación, dejar sobre las superficies un medio de cultivo ideal para nuevas reinfectaciones y proteger colonias bacterianas en los restos de suciedad, la limpieza es una operación que tiene como finalidad reducir el numero inicial de microorganismos sin llegar a una nivel de asepsia total o desinfección.

MEDIDAS O SECUENCIA DE LA LIMPIEZA

Vacío sanitario, vaciar el aviario y si no es posible sacar las jaulas sucias a otro lugar.
Retirada de heces, rascado de rejillas.
Prelavado, sirve para eliminar una gran cantidad de suciedad de no difícil extracción. Y se realiza con agua a 40ºC y a presión.
Segundo prelavado, a baja presión con agua a 75ºC.
Aplicación de detergente, en las superficies hay adheridas pequeñas cantidades de suciedad que tienen que ser disueltas con el detergente. En función del detergente y de la temperatura del agua habrá que aplicar una mayor o menor presión mecánica sobre las superficies.
Aclarado con agua fría a presión.
Aquellos que vivan en la España calcárea, Andalucía oriental, levante y Cataluña, deberán tener en cuenta que la dureza del agua afecta e incluso inactiva detergentes y desinfectantes.

DETERGENTE

El detergente a elegir es preferible que sea de los diseñados para uso ganadero. Además no debe ser corrosivo, si es muy recomendable que tenga acción desengrasante, ser seguro y siempre se debe seguir las recomendaciones del fabricante. Los detergentes mas utilizados hoy día son los aniónicos que como todos los detergentes no tienen poder desinfectante.
Los agentes tensoactivos o tensioactivos son sustancias que influyen por medio de la tensión superficial en la superficie de contacto entre dos fases (p.ej., dos líquidos insolubles uno en otro). Cuando se utilizan en la tecnología doméstica se denominan como emulgentes o emulsionantes; esto es, sustancias que permiten conseguir o mantener una emulsión.
Entre los tensoactivos se encuentran las sustancias sintéticas que se utilizan regularmente en el lavado, entre las que se incluyen productos como detergentes para lavar la ropa, lavavajillas, productos para eliminar el polvo de superficies, y champús. Fueron desarrollados en la primera mitad del siglo XX, y han suplantado ampliamente al jabón tradicional.
Los tensoactivos o tensioactivos se clasifican como iónicos o no-iónicos; y dentro de los iónicos según la carga que posea la parte que presenta la actividad de superficie serán: aniónicos, catiónicos y anfóteros. De esta forma los tensioactivos aniónicos son los ingredientes principales en los productos de acción desengrasante: champús, jabón de manos, gel de ducha, detergente de lavadora, detergente de lavavajillas, etc. Los tensioactivos catiónicos se suelen utilizar como acondicionadores: mascarilla capilar, suavizante textil, etc.

DESINFECCION

En nuestros aviarios solemos realizar una desinfección química. Los criadores tendremos que buscar un desinfectante que actúe frente a bacterias, virus y hongos y que además reúna estas condiciones:
Elevada actividad germicida.
Precio razonable.
Biocida (mata) mejor que biostático (frena).
Ser estable en su almacenamiento.
Que se disuelva y homogenice muy bien en el diluyente que utilicemos que casi con toda seguridad será agua.
Que sea soluble en agua, ya que esta penetra mejor en las rendijas que otros solventes.
Por el mismo motivo que su tensión superficial sea baja.
Que sea compatible y así que se pueda mezclar con otros productos como detergentes.
No ser toxico.
No debe tener propiedades organolépticas desagradables como mal olor o ser irritante.
Tener también capacidad detergente.
Que reduzca el número de microorganismos en el menor tiempo posible.

TIPOS DE DESINFECTANTES

ALDEHIDOS
En este grupo de desinfectantes hay algunos muy usados hoy día en nuestros aviarios y entre los que se encuentran el FORMALDEHIDO y el GLUTARALDEHIDO.
Estos desinfectantes lo que hacen es destruir la pared celular del microorganismo y altera el mecanismo celular. De una forma más amplia hay que decir que el Glutaraldehido tiene dos grupos toxoforicos en su molécula (aldehídos) que interaccionan con los constituyentes de la célula como el grupo amino y tiol de las proteínas de los gérmenes. La acción de este aldehído en medio acido se ve incrementada y así hay una mayor capacidad de penetración a través de la pared celular. Este medio acido se puede conseguir con la adición de agentes catiónicos (amonios cuaternarios).
Es un desinfectante muy bueno contra hongos, levaduras, bacterias, esporas y virus.
El Formaldehído es muy usado como formalina en la desinfección de las superficies contaminadas con heces.
El segundo, Glutaraldheido es oleoso y se utiliza a concentraciones del 2% y es ligeramente alcalino si la solución es acuosa. Aplicado a esta concentración durante 30 minutos actúa como desinfectante y en aplicaciones de 10 a 12 horas incluso esteriliza. Es muy efectivo como desinfectante en presencia de materia orgánica.
Hoy día se utilizan los aldehídos en desinfectantes muy populares como el Finvirus y Despadac. Yo utilizo uno de ellos después de una previa desinfección con lejía.

ALCOHOLES.
Es un desinfectante de un gran historial ya que se usan desde hace mucho tiempo. Necesitan grandes concentraciones para ejercer su acción desinfectante, son desinfectantes de este tipo el etanol, propanol e isopropanol.
El mecanismo de acción es la desnaturalización de las proteínas.
Eficaz ante esporas de bacterianas y virus encapsulados.
Muy adecuados para desinfectar clostridiums.
Se utilizan mucho en desinfección de manos.

CLORO
Se utiliza puro o en sus numerosos compuestos orgánicos e inorgánicos.
El hipoclorito (lejía) actúa al atravesar la pared celular de los microorganismos y así llega a oxidar los componentes del interior de la célula del microorganismo. El hipoclorito mejora su acción a altas temperaturas, pero en presencia de materia orgánica y contaminación se reduce de forma rápida. Por estos dos motivos ya he dicho que realizo una limpieza previa con detergente y el agua que utilizo es caliente.
No es muy bueno eliminando esporas, pero si actúa bien frente a virus.
Se utiliza a concentraciones de 1 gramo por litro de agua, pero en presencia de materia orgánica como es el caso de la desinfección de jaulas y rejillas la concentración debe aumentarse a 10 gramos por litro de agua. Así que si leemos en la etiqueta de la lejía que hemos comprado que tiene 50 gr por litro y el envase es de un litro, deberemos usar este litro de lejía en 5 litros de agua si lo que queremos desinfectar son rejillas con restos de materia orgánica. El problema de la lejía es que solemos usarla mal a concentraciones bajas y con agua fría.

COMPUESTOS YODADOS
Su presentación más frecuente es en disolución de compuestos de povidona hasta el 30%. El yodo tiene una gran capacidad de oxidar y de esta forma se desnaturalizan las proteínas de los microorganismos.
Es efectivo contra todas las bacterias, esporas y micobacterias. La misma efectividad la tienen ante los virus y a altas concentraciones su eficacia no se ve afectada por la materia orgánica o el pH.

LIBERADORES DEL OXIGENO
Sus mayores representantes son el Agua Oxigenada y el Acido Peracetico. Este último se puede encontrar en el mercado a concentraciones entre 5 al 40%. Cuando se utiliza este acido se desdobla en Acido Acético y Peroxido de Hidrogeno (Agua Oxigenada). La acción del Agua Oxigenada es liberando oxigeno. Pero pierde gran efecto de su poder desinfectante en presencia de materia orgánica. Se puede aplicar como acido Peracético incluso con los animales dentro de la jaula en algunas presentaciones. Es eficaz con formas vegetativas de bacterias, esporas y virus.

ALCALIS
El mas popular es el Hidróxido Sódico (Sosa Cáustica) y en ocasiones el Hidróxido de Potasio. El primero es el álcali más frecuente y potente y actúa por su elevado pH que rompe las paredes celulares y desnaturaliza las proteínas.
Los álcalis son eficaces contra bacterias y virus, pero no son eficaces con hongos. Además su inconveniente es su alto poder corrosivo (gran deterioro de jaulas) y son ineficaces en superficies de madera.

ACIDOS
Los más populares y efectivos son el Fenilacético, Fórmico, Acético y propiónico. No son grandes desinfectantes de hongos y para que sean efectivos es imprescindible que se usen a altas concentraciones. Generalmente los canaricultores los estamos utilizando para acidificar agua y desinfectarla, así se puede mantener el agua en el bebedero mas de 24 horas.

FENOLES
Los más usados son Cresol y Tinol y se utilizan para sustituir a los hipocloritos. Son buenos bactericidas, de acción discreta como fungicidas y sin acción virucida.
Son irritantes de la piel y de las mucosas, además de tener efecto alérgico y fotosensibilizante. Hoy día no se utilizan tanto ya que se consideran por su olor unos desinfectantes mas psíquicos que prácticos.

COMPUESTOS DE AMONIO CUATERNARIO
Son sustancias inodoras, incoloras, no irritantes y desodorantes. Además tienen una acción detergente y se consideran buenos desinfectantes, pero se convierten en inactivos en presencia de jabón o residuos de jabón.
Su efecto se reduce con la presencia de materia orgánica, son efectivos sobre todo contra bacterias.
El mas popular es el Cloruro de Benzalconio.
Un ejemplo es el MENFORSAN de Laboratorios BILPER.

Visto lo anterior queda hacernos una pregunta, ¿qué desinfectantes debemos utilizar en nuestros aviarios?. Pues dependerá de que queremos desinfectar.
Repasamos lo que solemos desinfectar.
Jaulas o Módulos.
Jaulas plásticas.
Frontales y Rejillas.
Palos y nidos.
Contenedores de comida y pasta.
Los tres primeros requieren una limpieza previa con agua a presión y con detergente acompañado de una fuerte acción mecánica, mientras que los dos últimos basta con algo de jabón.
Una vez limpios va bien el uso de baños de varias horas de estos materiales en agua con lejía. Pero se puede asegurar o reforzar esta desinfección con la pulverización de productos basados en aldehídos y amonio cuaternario dejando que se seque antes de usarlo sin aclarar. Este uso previo a la lejía se puede completar también con compuestos yodados en materiales que no entraran en contacto con alimentos como es el caso de rejillas, bandejas y palos, aunque tomen un color poco atractivo.

1 comentario:

Jose manuel dijo...

Hola dices que.......Una vez limpios va bien el uso de baños de varias horas de estos materiales en agua con lejía. Pero se puede asegurar o reforzar esta desinfección con la pulverización de productos basados en aldehídos y amonio cuaternario dejando que se seque antes de usarlo sin aclarar.
al leer en tu blog e comprado Despadac 5l.....y según dices lavo con detergentes y lejias y por ultimo en este caso son comederos y bebederos...y por ultimo meto todo esto en un cubo(por ejemplo) y dosifico 25ml en 8 litros de agua los tengo unas 2 horas saco y dejo secar sin aclarar....es así? gracias y buen blog